lunes, 13 de abril de 2009

EL RINCÓN DE LA POESÍA


HUIDA



Lavanda de limón
en los ojos de la noche.
Muñequitos de guiñol
detrás del coche.


Vainilla de color del tiempo
jirones de brisa azul
me llevo al norte.
Sé que mi pluma
ha adelgazado
y que mi voz apenas se oye.
Es por eso que cambio
la playa por cierzo
los cortijos por torres.


Lavanda de limón
en los ojos de la noche.
Muñequitos de guiñol
detrás del coche.


Volveré cuando no existan
las brújulas
ni las mentiras con faralaes.
Volveré cuando mi sangre rebose
de versos mayores.
Cuando las tejas de mi mente
miren al sur,
cuando mis palabras huecas
suenen a pasodoble.


Lavanda de limón
en los ojos de la noche.
Muñequitos de guiñol
detrás del coche.

SOLO UN INSTANTE

Solo un instante, un instante eterno, con sabor a labios de mujer... De la serie "Nocturnos" Te...