DESCUBRÍ QUE PUDE SER QUIEN FUI


DESCUBRÍ QUE PUDE SER QUIEN FUI



Quien seré, ahora,
En este instante.


Ni tarde, ni temprano.


Tan solo en la profundidad
De aquel tránsito, en donde
La culpa comenzaba a disiparse.


Donde aun
No lograba ver con claridad
Sin verte, acontecía el movimiento;

El tubo en espiral de un aire platino.
En la mensurable espesura,
En el oscuro recoveco de la incertidumbre
Entre el arraigo y la promesa.


Adentro, muy adentro,
En donde a duras penas
Uno logra reconocerse.


Ahí, como rasgando la inmortalidad
Acariciando lo incomprensible.


Quise afirmar mi verdad
Y quede mudo por segundos, paralizado
Semejante a un niño ante el peligro;
Sin respuesta.


Entonces volví a rasgar la eternidad
Y quise transmitirlo, y de nuevo
Quede mudo, sin tiempo;
Preso de una fuerza en contra de mi voluntad,
Como por un antojo invisible
Que desconcertaba mis sentidos
Y dejaba abiertas de par en par las puertas desnudas
Las acciones, las emociones, las barreras
De aquello que fui, que pude ser,
Quien seré, ahora; en este instante
Que lo contiene todo



Texto y foto: Adrian Ropero.

Entradas populares