EL COLOR COMO REFLEXIÓN






Después de un tiempo gris y opaco, parace que la inercia de las ideas creativas están desembocando en proyectos ilusionantes que van tomando forma táctil y se van concretando en resultados sólidos, con visos de llegar a buen puerto... El lenguaje es fluido y la aceptación del mensaje es recibido con alegría por las personas que me rodean y me apoyan. Noto su cariño, su compromiso no solamente formal; hay como una complicidad manifiesta constructiva que abarca la proyección de los sentimientos que emergen de las sombras del pasado... todo vuelve a tener sentido, mejor dicho: todo tiene un nuevo sentido en el espacio-tiempo intemporal humano... una esperanza evolutiva, donde el "Arte", toma protagonismo otra vez, en la gran partida de la vida. El cosmos se nos antoja pequeño y miramos mas allá de las estrellas, del el infinito intemporal, del magma creativo, de la luz... del color que impregna todo lo vivo y eterno.





Texto: Joaquín Pacheco.

Cuadro: La Medusa Negra. 2006. (Joaquín Pacheco).

Entradas populares