ATARDECER ETERNO

 
 
 
 
 
 
 
La brisa del mar
acarició el duende
que duerme en tu mirada
y nuestros labios se fundieron
en un atardecer eterno...

 

Texto y foto:
Pacheco.

Entradas populares