BODEGAS ALMAU




Alejada del mundanal ruido y en el centro de Zaragoza existe una calle estrecha y peatonal de "bares de tapeo" donde el tiempo se relentiza y toma otro sentido mas lúdico y... Las prisas, el estrés desaparecen, los colores, los sonidos se trasforman... dan paso a caras relajadas, animadas conversaciones de grupos de personas en terrazas y bares... Es una calle con sabor, con pasado, con historia... esta en el casco viejo de la ciudad, aquí al lado.

Caminando con deleite por esta calle siempre animada y de "variopintos personajes", llegamos a un local con historia propia... las "Bodegas Almau". Es una tasca y despacho de vinos fundada en el siglo XIX, que a lo largo de su ya dilata vida ha sufrido varias transformaciones pero que conserva el sabor y los aromas del tiempo...

Pasamos al interior de la "tasca" y se comprende facilmente a primera vista que es un espacio dedicado al vino (es el reino de Baco). En sus rancios anaqueles se pueden contemplar ricos caldos de toda la dilatada cultura vinícola de España. Cientos de brillantes botellas se agolpan en increible exposición ante la mirada atónita del espectador-cliente...

Sus mostradores están repletos de bandejas con suculentas viandas para sofocar al caminante hambriento... Es un espacio para la paz y el sosiego... el diálogo.

En el exterior, en la calle hay cinco barriles donde se puede tomar "un vino y una anchoa con cazalla" (especialidad de la casa) mientras se mira pasar a los parroquianos que circulan despreocupados por la calle...
La bodega se complementa con una terraza con toneles, instalada en un solar con una carpa con estufas, para proteger a los contertulios de la inclemencia de los días de invierno...
Esta bodega constituye uno de mis "Rincones Favoritos de la ciudad"...

Entradas populares