lunes, 30 de julio de 2012

LA CARA DEL MIEDO






LA CARA DEL MIEDO

 Mis manos se escapan a las caricias,
mis besos a hielo te saben,
mis palabras como puñal en mano,
mi mirada esquiva la inocencia,
gestos oscuros e indiferentes,
pasos rápidos mientras mi sombra me persigue,
mi mente asustada por mis pensamientos,
mi corazón..., mi corazón ya no me dice nada,

Tengo coraje, fuerza, valentía...
pero eso no me importa,
solo me atormenta una pregunta:
"¿Ésta armadura que en mi persona llevo?...,
¿Desaparecerá algún día y podré volver a ser la que era?"

Tengo la esperanza de que lo lograré,
el sufrimiento y los malos momentos que la vida nos regala
hace que nos encerremos en un globo donde no vemos nada,
no escuchamos nada, no sentimos nada...
pero un día ése globo explota ante las adversidades,
y por fin podemos dejar de vivir en el cuerpo de una pesadilla.


Es momento de vivir el amanecer de un sueño,
ver los colores que el arcoíris nos brinda,
aprender a escuchar de nuevo el canto de los pájaros,
el sonido de la olas del mar,
la música del viento sobre las hojas secas de los árboles,
el tacto de las caricias, los besos, un abrazo...
apreciar las pequeñas cosas,
la inocencia y la sonrisa de un niño,
la sabiduría de un anciano,
el aroma de la flores en primavera,
de la tierra húmeda...

Pero sobre todo aprender de nuevo a sentir,
dejar que el corazón nos guíe por el sendero que sus latidos marquen,
volver a amar y ser capaces de sentirnos amados...
ser valientes para volver a sentir un beso, una caricia...
dejar que el amor nos envuelva en su riqueza y pasión.

¡¡¡VIVAMOS SIN MIEDOS EN EL AMANECER DE UN SUEÑO, HASTA QUE ANOCHEZCA!!!



Autor:
Angye