EL NACIMIENTO DE UNA LEYENDA

Titanic. "El nacimiento de una leyenda". Recreación plástica de la época.



J. Bruce Ismay. Presidente de la compañía naviera White Star Line. 1.904.
Eward J. Smith. Era el capitán de más años en la White Star Line, y posiblemente el comandante más experimentado en las derrotas del Atlántico septentrional. Había estado al mando del "Adriatic", otro gran trasatlántico de la compañía y del "Olympic". Tenía 38 años de experiencia con la White Star Line y poseía una excelente hoja de servicios en cuanto a seguridad se refería; curiosamente en todos sus años de marino nunca había tenido ningún problema grave.



Maqueta original del "Titanic" y el "Olimpic".







Sección trasversal del casco del "Titanic".



Tenía 3 hélices, la central de 4 palas con un diámetro de 5 metros, se accionaba por una turbina Parsons. Las dos exteriores son de 3 palas con un diámetro de 7 metros y heran accionadas por dos motores alternos de cuatro cilindros y triple expansión cada uno, los más grandes construidos hasta entonces. Fueron colocadas después de su botadura, en dique seco.

El "Titanic" totalmente acabado.


FICHA TÉCNICA
Nacionalidad:
--------------- Británico.
Armador: -------------------- White Star Line.
Constructor: ---------------- Harland and Wolff. Belfast (Ireland).
Inicio construcción: ------- 31 de marzo de 1.009.
Botado: ---------------------- 31 de mayo de 1.911.
Viaje inaugural: ------------ 10 de mayo de 1.912.
Tonelas: --------------------- 46.329 t.
Eslora: ----------------------- 269,00 m.
Manga: ----------------------- 28, 20 m.
Poder: ----------------------- 29 Calderas “HUGE”, con 2 máquinas Alternativas de 4 cilindros de triple Expansión y 1 Turbina Parsons de Baja Presión.
Velocidad Máxima: --------- 25 Nudos.

HISTORIA
La compañía naviera White Star se funda en 1.850, estando su flota integrada por veleros que se dedicaban principalmente al comercio basado en las minas de oro australianas.

En 1.902 la International Mercantile Marine Company, un “Trust” naviero encabezado por el financiero norteamericano J. Pierpont Morgan, compra la compañía White Star Line, por unos 25 millones de dólares en oro. Pasando a ser controlada, fundamentalmente, por intereses norteamericanos. Los barcos seguirán estando bajo bandera inglesa y las tripulaciones serán también de esa nacionalidad.

En 1.904 asume la presidencia y la dirección administrativa de la compañía, con pleno apoyo de Morgan, J. Bruce Ismay, de 41 años. A su vez William J. Pirrie, presidente de los astilleros Harland & Wolff, pasa a ser uno de los directores de Mercantile Marine.

En 1.907 en una fiesta celebrada en la mansión canadiense de William J. Pirrie, Bruce Ismay propone la construcción de dos grandes barcos (mas adelante se agregó un tercero) que compitan con el lujo, el tamaño y la velocidad de los de las compañías rivales, especialmente de la Cunard, que en ese año había botado los trasatlánticos Lusitania y Mauritania; ellos tenían 30.396 toneladas, una eslora de aproximadamente 232 metros, velocidad máxima de 26,4 nudos y una potencia de 70.000 CV.

Estos dos buques fueron construidos con subsidio del gobierno inglés por 2,5 millones de libras esterlinas a condición de que siempre fueran de propiedad británica y estuvieran a disposición del país en caso de guerra.

El plano fue aprobado en Belfast el 29 de julio de 1.908 por Bruce Ismay y otros directivos de White Star. El plano general de la distribución refleja la arquitectura naval más moderna, incluida la división del casco en una serie de compartimientos virtualmente herméticos.

También se aprecia la gran cantidad de espacio que ocupan calderas y motores. La falsa cuarta chimenea no está conectada con las calderas de carbón, sino colocada por encima de la sala de turbinas. Su función era aumentar el prestigio y la estética del barco.

El 31 de julio de 1.908 se firma la carta contrato para la construcción, en los astilleros de Belfast, del Olympic, el Titanic y un tercer barco, el Britanic, que se agregará luego. El Titanic tendrá 267 metros de largo, 28 de ancho y 30 metros de alto hasta el nivel del puente. El costo total de cada barco será de 1.500.000 libras, es decir alrededor de 7.500.000 dólares. Esta cifra es impresionante para la época, si tenemos en cuenta que un operario del astillero ganaba 2 libras a la semana; es decir 8 libras al mes; 96 libras al año. Y Edward J. Smith, capitán del Titanic -el mejor comandante mejor pagado de la época- ganaba 1.000 libras al año. Las decisiones definitivas sobre el diseño, el equipamiento y la decoración, dependerán de J. Bruce Ismay.

El 31 de mayo de 1.908 se coloca la quilla 401 en el astillero Harland & Wolff. Comienza la construcción del Titanic.

El 31 de mayo de 1.911 se bota con éxito el casco del Titanic. Presencian el acto más de 100.000 personas. Es el objeto móvil (junto con el Olympic) más grande que haya sido construido por el hombre. Para que el barco corra por la grada del astillero hasta el agua, se emplean 22 toneladas de sebo, jabón y aceite para proteger el calzo sobre el que está apoyado el casco, con una enorme presión 150 Kg. por cm2.

Los remolcadores llevan al Titanic hasta el dique donde será terminado.

En junio de 1.911 la White Star Line y el astillero Harland & Wolff acuerdan una primera fecha para el primer viaje del Titanic: es el 20 de marzo de 1.912.

Los sentimientos de alivio inundaron el astillero cuando en 62 segundos, el Titanic pasó de ser una estructura de acero unida a la tierra a un buque que flotaba en su entorno natural: el mar.

Sin sus motores, calderas, maquinaria, chimeneas, suministros y accesorios, el Titanic ya dominaba las aguas. Al cabo de una hora fue remolcado hacia el muelle de equipamiento en alta mar para acabarlo como trasatlántico.

El 3 de febrero de 1.912 se instala el Titanic en el dique seco del muelle Thopson Graving, en Belfast. Algunos de los técnicos encargados del montaje final viven a bordo del barco.

El 2 de abril a las 06:00 horas comienza las pruebas en el mar. Con ayuda de remolcadores, cruza el canal Victoria hasta Belfast Lough. Una vez en el mar se hace un test general de los diversos equipos a bordo, incluida la radio.

Se realizan pruebas de velocidad y maniobra; ellas incluyen varios virajes y detenciones con reanudación de marcha.

A continuación se realiza un importante test de detención, para lo cual se hace navegar el barco a 20 nudos, se lo frena bruscamente y se lo hace retroceder.

De esta prueba se desprende que el Titanic navegando a esa velocidad necesita aproximadamente dos millas para detener su marcha.

Recordaremos que cuando avistaron el iceberg, lo hicieron a unos 450 metros por la proa y el barco navegaba aproximadamente a 21 nudos, siendo por ello materialmente imposible que lo hubieran podido detener antes del impacto.
A las 14:00 horas se hace un test de marcha, para lo cual se lo hace avanzar a 18 nudos durante 2 horas hacia aguas abiertas. Regresa a Belfast 2 horas más tarde. ¡Tanta es confianza en el buque y su construcción, que las pruebas han llevado menos de un día!

Entradas populares